JABALÍ FALSIFICADO
Hay un medio que utilizaban algunos industriales del ramo de la carne antiguamente para dar a la carne del cerdo toda la apariencia y todo el gusto de la carne de jabalí.

Es muy sencillo. Se pone el trozo de cerdo que se quiere falsificar en un recipiente con adobo o remojo de vinagre muy fuerte, hojas de laurel, pimienta en grano, sal, bayas de ginebra, tomillo, salvia, melilote y 30 gramos de drupa, o sea la cáscara verde de la nuez.

Despues de cinco días de remojo, los trozos de cerdo, siempre y cuando no sea muy caduco, ni muy grasiento el animal, se confunden enteramente con los trozos de jabalí sobre todo el lomo y las chuletas.