El 17 Hornady Mágnum Rimfire (17 HMR)


El .22 WMH, 17 HMR y el 5 mm Rémington
El 17 Hornady Mágnum Rimfire (17 HMR) fue introducido en el año 2002 siendo el primer cartucho de rimfire (percusión anular) aparecido después del poco eficaz 5mm Rémington de 1970. Podemos añadir que el último cartucho de fuego anular con éxito fue el 22 Winchester Mágnum Rimfire (22 WMR) en 1959.

Hornady, como Rémington con su cartucho de 5mm de breve duración, se aventuró, si exceptuamos al ya experimentado 22, en el campo del rimfire con un calibre pequeño. Aunque históricamente ha habido una amplia variedad de cartuchos en fuego anular de éxito en calibres superiores al .22, en la época actual el calibre de percusión anular por antonomasia ha sido el .22, y nunca ha habido un calibre de los pequeños tan acertado y de tanto éxito. Sin embargo la aceptación tan decidida hacia el 17 HMR por parte de los tiradores que lo han probado, está cambiando eso.
El 17 HMR está las mismas condiciones para ser aceptado en el mercado que tenía el 5mm que Rémington. Es probable que únicamente algunos tiradores hayan oído hablar de los cartuchos del calibre 17 de fuego central. El calibre 17 es un calibre muy poco usado, y tan extraño como 5mm del cual no había casi precedente. Los pocos que conocen los cartuchos del fuego central del calibre del 17, como el 17 Mach IV y 17 Rémington, los identifican por su rapidísima velocidad, que solamente puede sobrepasar el .17 HMR, ya que es el rimfire más rápido de la historia.

Hornady en el desarrollo del 17 HMR fue ayudado por dos fabricantes de rifle, Marlin y Ruger. Se buscaba la velocidad más alta posible en un cartucho rimfire con una constancia confiable y una economía razonable en su fabricación. El 17 HMR se diseñó para superar el 22 WMR en velocidad y trayectoria, y que, además, fuera menos susceptible a la deriva del viento. Debía tener también un alcance máximo similar, no sobrepasarle en nivel de ruidos, además de ser menos proclive al rebote, y trabajar con la misma presión. Todo esto debía cumplir el diseñó de un cartucho estándar consiguiendo una exactitud de 1 minuto del ángulo (MOA) o más.



Además, este nuevo cartucho también tuvo que adaptarse a los diseños de rifle existentes de percusión periférica. Partieron del 22 WMR más grande y más potente disponibles. La largura máxima total del cartucho debía de ser 1,35 pulgadas y su diámetro ,172, iguales al 22 WMR, asegurando de esa forma que cabrá en los cargadores y trabajará con las acciones de los rifles diseñados para el cartucho del 22 WMR. El resultado es un cartucho de fuego anular abotellado con un hombro pequeño pero definido de 25º con la longitud del 22 WMR

Para alcanzar la velocidad más alta posible, se eligió una bala con un peso de apenas 17 grains, y Hornady diseñó específicamente para el 17 HMR una bala nueva, la V-Maximo. La pólvora seleccionada para la carga y fabricación del cartucho fue de Hodgdon Lil.

La forma de la bala de 17 grains es puntiaguda y terminada en cola de bote (boattail). Para mejorar el coeficiente balístico (A.CC.) de esta corta bala se le incorporó una punta grande del polímero en la parte delantera. Proporcionalmente, la bala V-Ma'ximo de 17 grains tiene la nariz más grande del polímero que he visto, ocupando cerca de un 28,5% de la largura total. Si calculamos la densidad seccional (SD) de esta bala veremos que es más baja que la de cualquier bala del mercado, dando 084. ¡ Es muy poco probable que el problema del 17 HMR sea una penetración excesiva!

La carga “varmint” de Hornady para el 17 HMR informa que la bala de V-Ma'ximo de 17 grains alcanza una velocidad a boca de fuego de 2550 fps y una energía de 245 pies/libras. Las gráficos a 100 yardas dan 1901 fps y 136 pies/libras. También los gráficos Hornady de trayectoria muestran que cuando está puesta a cero en 100 yardas, la bala golpea el solamente 0.1" por encima a 50 yardas, y el 2.6" por debajo a 150 yardas.

Por tanto la mejor manera de poner un rifle para cazar del calibre 17 HMR a cero es situar el impacto 1.5" alto a 100 yardas para la bala de 17 grains. Así nos servirá para un radio de acción de hasta 145 yardas. Esto significa que impactará 0.9" por encima a 50 yardas, 0.3" bajo a 150 yardas, y el 5.5" por debajo a 200 yardas. La gama máxima del espacio en blanco del punto (+/- 1,5") del cartucho sería cerca de 165 yardas, donde la bala conserva aún cerca de 90 pies /libra, bastante para seguir siendo eficaz en los varmints más pequeños.



En el 2004 Hornady amplió su línea de los cartuchos del 17 HMR ofreciendo una segunda carga con una bala de 20 grain XTP con una densidad seccional (SD) de 097, una velocidad (MV) de 2375 fps y una energia (MÍ) de 250 pies/libras. Puesto a cero a 100 yardas, esta bala bajará 3.2" a 150 yardas, según calcula Hornady. Esta bala iguala la densidad seccional (SD) de una bala del 22 WMR de 34 grain. Es una bala expansión controlada diseñada para la caza de pequeños animales, más que una bala de tiro como la bala de V-Ma'ximo de 17 granos.

El 17 HMR se pensó para la caza de animales tales como ardillas, conejos, coyotes, marmotas, y otras pequeñas criaturas. Es el mismo tipo de caza buscada con un rifle "recamado" para el cartucho del 22 Mágnum. Sin embargo, la superior velocidad y la trayectoria más tensa del 17 HMR aumenta sus posibilidades.

La precisión intrínseca del cartucho del calibre 17 HMR permite una eficacia enorme dentro de las 150 yardas. Un tirador con un rifle del 17 HMR no podrá poner excusas ajenas a él por haber fallado, al menos en un día tranquilo pues, ¡Cuidado con el viento! Un viento cruzado de 10 MPH desviará 8" lateralmente la bala de V-Ma'ximo de 17 grains a 150 yardas, u 8.8" la de 20 grain XTP de la misma gama.